La muerte

 

La muerte me persigue, estoy seguro

La he pillado husmeando entre mis cosas

Desinhibida y empolvada sacándome la lengua

 

Yo - lo juro - ni siquiera la he mirado

 

Pero parece que algo mío la obsesiona

Le hace quedarse horas y horas

Esperándome frente a mi ventana

Se mete en mis cajones

Y desordena mis corbatas

Ausculta infatigable mis miradas

 

Yo - lo repito - lo juro

Ni siquiera la he mirado

 

Pero ella tiene una paciencia interminable

No hace caso del reloj y puede quedarse

Muda y fría como una estatua

 

Es cuestión de tiempo que me trague.

Volver a la portada